Microsegmentación: divide y vencerás.

Microsegmentación es un término que se aplica a diferentes áreas, por lo que es conveniente que lo definamos antes de entrar en detalles sobre su aplicación en el mundo del marketing digital.

Con este concepto nos referimos a la acción de dividir un entero en muchas y diminutas partes para hacer que su manejo sea mejor orientado. Podemos, por ejemplo, hablar de deportes; concebir esta idea nos llevará, de entrada, a pensar en la gran diversidad de deportes que existen en el mundo, mismos que se dividen en diferentes ligas, constituidas por diferentes equipos, que a su vez están formados por una determinada cantidad de jugadores, y así sucesivamente. Ahora, hemos “microsegmentado” el mundo del deporte en una inmensa lista de deportistas.

Si hablamos, entonces, de la microsegmentación en términos de mercadotecnia, podemos decir que su finalidad es la de dividir el objetivo de tu mercado en pequeños y diferentes sectores de clientes potenciales.

Microsegmentación de productos y servicios.

Imaginemos que tu negocio se dedica a la repostería. Si siguieras la premisa de la microsegmentación, podrías crear, a la par, dos campañas específicas que estuvieran enfocadas a dos grupos de prospectos distintos: los amantes de las galletas de chocolate y los que prefieren las donas. Y así, de la misma manera, podrías seguir realizando este proceso de segmentación con cada uno de los productos que vendas y su respectivo público-meta.

La aplicación de esta técnica de marketing parece muy simple cuando se habla de una serie de productos tangibles, ¿verdad? Pero, ¿qué pasa si lo que ofrecemos es un servicio? No hay problema; tomemos como ejemplo una empresa que se dedique a los fletes y mudanzas. Una forma en la que podemos aprovechar la estrategia de la que hablamos a este caso en específico es pensando en el rango de soluciones particulares que nuestro público-meta podría querer obtener de nuestra empresa. Esto es, ¿qué palabras clave crees que tu cliente podría introducir en un buscador para encontrar tu sitio Web y acceder a tus servicios?

Para esta situación en específico, el cliente potencial podría buscar, por ejemplo: cambio de oficina, mudanza residencial, mudanzas Guadalajara, fletes económicos, fletes urgentes, transporte y carga, transportación nacional, entre una gran cantidad de opciones.

¿Ves cómo tus servicios/productos pueden ser interesantes para muchos clientes, en muy diferentes escenarios? Este es el punto de la microsegmentación aplicada al mercado: diversificar lo que ya muchos saben que haces por medio de la multifuncionalidad de tus productos/servicios.

Marketing 2.0: SEM y SEO.

Ahora bien, una vez que tengas en cuenta los hábitos de búsqueda de soluciones por parte de tus clientes potenciales, aplicar estos conocimientos a través del uso de técnicas de SEO y SEM resulta ser una excelente y prácticamente obligada táctica del marketing digital. Sobre el SEM, en particular, podemos decir que, mientras más especializadas sean las palabras clave que utilicemos para describir nuestros productos/servicios, menos gente las usará y, por ende, más económica será nuestra campaña. De esta forma, Google posicionará nuestro anuncio sin la necesidad de gastar grandes cantidades de dinero.

La teoría de “La Cola Larga”.

The Long Tail es una expresión creada por Chris Anderson: periodista, escritor, físico, conferencista y editor de la revista Wired;  este concepto representa un modelo de negocio en el que la microsegmentación del público objetivo –target–y el ataque comercial a estos diminutos sectores son los principales objetivos.

cola-larga

En esta gráfica podemos observar cómo los servicios y productos más populares representan un pequeño y sobre todo, competido sector. Los de menor popularidad, mientras tanto, representan una muy amplia sección –la cola larga– constituida por una variedad de productos que pueden ser descritos y aprovechados por medio de muy concretas palabras clave que los definan dentro de un mercado menos saturado, y por lo tanto, también menos competido.

Retomando el ejemplo de la repostería, el éxito de una campaña de marketing para este sector no estará en enfocarse solamente en el amplio mercado de la venta de pan dulce, sino en aprovechar el conjunto de pequeños sectores representados por grupos de individuos que gusten, por separado, de las galletas de avena, el pan dulce integral, las barritas de fibra, los pasteles de zanahoria o, inclusive, de quienes prefieran llevar una dieta sana pero prefieran los sabores dulces.

deptoCHOCOLATERIA

Una vez que tengas toda esta información, sólo falta que consideres tres importantes puntos sobre tu campaña, delimitados a través de tres concretas y sencillas preguntas:

  1. ¿Quién es nuestro mercado objetivo?
  2. ¿Cuáles son los microsegmentos que mejor describen mis productos/servicios?
  3. ¿Qué propuestas me diferencian de mis competidores?

Si ya respondiste a estas preguntas, ¡felicidades!, cuentas ahora con importantes elementos esenciales para la creación de una exitosa campaña de marketing digital.

En Netcommerce contamos con más de 17 años de experiencia generando sitios Web vanguardistas, además de ofrecer estrategias y herramientas digitales específicamente diseñadas para cubrir las necesidades de cada cliente. Contáctanos ahora para brindarte nuestro servicio de asesoría gratuita, y hacer de tu propio sitio Web algo único y atractivo para tu mercado meta.

Contáctanos

Categorías: Comercio electrónicoContent MarketingMarketing de ContenidosWeb Marketing

Tags:

Comparte este artículo:

5 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Escrito por: Luis Puente

Soy tapatío por nacimiento y me considero un "comunicóloco" por adaptación, desarrollando diversos canales de comunicación por medio de este universo multimedia. Gracias al constante trabajo por encontrar un estilo propio y al interés por mejorar, me encuentro actualmente en el proceso creativo de comunicar mi experiencia en este fascinante mundo del IT.