Logotipo: porque una imagen vale más que mil palabras.

Es la pesadilla de todo diseñador gráfico escuchar la frase “Hazte un logotipo para mi empresa. Algo sencillo pero llamativo”. ¡Horror! El logo es uno de los elementos de diseño de mayor importancia para una empresa, pues será la imagen que representará a tu negocio en todo momento. ¿Cómo, entonces, tomarnos a la ligera el diseño de nuestro logotipo?

¿Qué es un logotipo?

Podemos definir a este elemento del diseño como un símbolo que permite identificar a una marca o empresa, así como a todo lo relacionado con ésta.

apple-311246_1280

El logotipo nos sirve para reconocer a una marca por medio de letras, colores y figuras. Y, además, como parte de nuestra “identidad corporativa”, nos distingue de otras empresas que ofrecen los mismos productos o servicios que nosotros. Es nuestro sello institucional y, como tal, debe simbolizar todo aquello que nos hace sentirnos orgullosos de ésta. Recuerda: el objetivo del diseño de un logotipo es que tus clientes te identifiquen con sólo mirar una imagen.

¿Cómo se hace?

Antes de crear el logotipo para tu empresa, dedícate a estudiar y delimitar qué es lo que quieres comunicar con este símbolo. TODO importa: desde el color, sobre el cual ya hablamos en la entrada de psicología del color, hasta la tipografía y las figuras que le añadas. A continuación, te presento algunas características básicas que el logotipo de tu empresa deberá tener:

  1. Ser sencillo. Existe una infinidad de logos en el mercado actual. Sin embargo, recomendamos que el tuyo sea sencillo, pues tendrá más posibilidades de ser recordado por tu público.
  2. Ser reproducible. Es importante que tomes en cuenta que tu logotipo se pueda adaptar a diferentes tamaños y formatos, pues, gracias a esto, podrás usarlo por igual en materiales de promoción que vayan desde espectaculares hasta tarjetas de presentación.
  3. Ser moderno. Sea cual sea la época, tu logotipo no debe verse obsoleto. La imagen fresca que te represente deberá perdurar a pesar de que los años pasen.vw-438825_1920
  4. Ser memorable. El cliente deberá ser capaz de recordar el logotipo incluso mucho tiempo después de haberlo visto. Por ende, debe poseer elementos que lo diferencien del resto.
  5. Ser armonioso. Como hemos explicado antes, los colores deben ir en armonía con lo que representa tu empresa. No satures tu logotipo de colores brillantes si no dan el significado que deseas sólo porque “se ve bonito”.
  6. Ser homogéneo. Esto se refiere a que a la hora de ver tu logo, todos sus elementos deben formar una imagen íntegra, es decir, que no lo veas por partes sino como un todo.
  7. Ser versátil. Asegúrate de que tu logotipo se vea bien incluso si lo pones en escalas de grises o en blanco y negro, pues más de una vez deberás utilizarlo de esta manera.

¿Tu logotipo cumple con estos requisitos? Si no los reúne, o si crees que ya es muy poco actual, tal vez lo más adecuado sea que lo renueves. Toma en cuenta que todas las grandes marcas, incluso las más famosas, lo han hecho más de una vez sin perder su impacto.

En Netcommerce contamos con más de 19 años de experiencia generando sitios Web vanguardistas, además de ofrecer estrategias y herramientas digitales específicamente diseñadas para cubrir las necesidades de cada cliente. Contáctanos ahora para brindarte nuestro servicio de asesoría gratuita, y hacer de tu propio sitio Web algo único y atractivo para tu mercado meta.

Contáctanos

Categorías: Diseño WebTendencias WebWeb DesignWeb Marketing

Tags:

Comparte este artículo:

4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Escrito por: Sara Vazquez

Lic. en Ciencias y Técnicas de la Comunicación