Características de un sitio Web profesional. (Parte 1)

La decisión que toma un visitante de un sitio Web respecto a si sigue navegando en él o lo abandona para siempre, puede tomar una fracción de segundo. Una impresión negativa puede ser ocasionada por diversos factores: mal diseño, navegación compleja, contenido irrelevante, entre otros.

Debido a esto, es necesario desarrollar un sitio Web funcional que responda a las necesidades de tus clientes. Al hacerlo, tu sitio será capaz de generar buenas experiencias a tu audiencia y afectar positivamente las acciones que le siguen a la visita, como lo es decidirse por comprar lo que estás vendiendo.

write-593333_1280

¿Cómo debe lucir mi sitio Web?

Un sitio Web profesional no es difícil de obtener. Sin embargo, para conseguirlo, es necesario que tomes en cuenta algunas características clave para asegurar su éxito.

  • Dale una identidad a tu sitio.

Asegúrate de incluir la propuesta de valor de tu empresa y desarrollar tu sitio con base a ésta.

  • Ten tu propio dominio.

Tener un dominio gratuito puede parecer una solución sencilla y rápida a la hora de crear un sitio Web. Sin embargo, para que éste luzca realmente profesional, necesitas contar con un dominio que sea tuyo y de nadie más.

  • Ofrece algo único.

Para que tu sitio Web sea realmente eficiente, necesitas hacerlo destacar. Demuestra tus habilidades o los beneficios de tu producto o servicio a través de contenido cautivador que aporte una experiencia personal a tus visitantes.

  • Desarrolla una navegación planeada, organizada y sencilla.

Proporciónale a tu audiencia una buena experiencia al visitar tu sitio Web. Si la navegación de éste es sencilla y está optimizada, lo más probable es que decidan quedarse o volverlo a visitar.

font-705667_1280

  • Pon atención detallada en las tipografías, los colores y las animaciones.

Elige cuidadosamente las tipografías (así como los tamaños), que utilizas en tu sitio Web. Tanto éstas, como los colores y las animaciones que añadas, deben de ser compatibles con el estilo y la cultura de tu empresa. Sólo así conseguirás darle un look profesional y singular a tu sitio.

  • Gráficos de alta definición.

Un sitio Web con gráficos de baja definición da la impresión instantánea de no ser profesional. Asegúrate de que los gráficos, logo, imágenes y videos tengan la mejor calidad y que sean lo suficientemente llamativos e impactantes. Si tus gráficos no tienen estas características, lo mejor es, no incluirlos.

  • Incluye información crucial sobre tu empresa.

Agrega información que es fundamental para tus clientes y no para ti. Entiendo que la información relacionada a la historia de tu compañía, su misión y sus valores, es importante para ti, pero lamentablemente, no lo es para tus clientes. Así que desarrolla un texto breve sobre tu compañía y enfócate en enfatizar tu propuesta de valor.

google-485611_1280

  • Optimiza tu sitio para los motores de búsqueda.

Desarrolla contenido que esté optimizado con el fin de aumentar sus posibilidades en los motores de búsqueda. Esto significa utilizar palabras clave para obtener más tráfico en tu sitio Web.

  • Cuida la ortografía y gramática de tu contenido.

Tu contenido siempre debe de tener una buena ortografía y gramática, ya que éstas son clave para darle un tono profesional. El contenido de tu sitio Web refleja lo que quieres expresar y el hecho de que esté redactado correctamente le dará credibilidad.

En Netcommerce contamos con más de 17 años de experiencia generando sitios Web vanguardistas, además de ofrecer estrategias y herramientas digitales específicamente diseñadas para cubrir las necesidades de cada cliente. Contáctanos ahora para brindarte nuestro servicio de asesoría gratuita, y hacer de tu propio sitio Web algo único y atractivo para tu mercado meta.

Contáctanos

Categorías: Desarrollo WebWeb DesignWeb DevelopmentWeb Marketing

Tags:

Comparte este artículo:

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Escrito por: Sofía Pimentel