¿Big Data o Little Data?

Los pequeños detalles también cuentan y, es así como el Little Data (pequeños datos) ha dado mucho de que hablar en el mundo del Web marketing. Si bien, muchas compañías han implementado el Big Data como parte de sus estrategias y, de cierta forma, éste les ha ayudado a conocer más sobre sus clientes y prospectos. Sin embargo, el Little Data se ha ido posicionando en más y más organizaciones, puesto que representa una forma más accesible de obtener información.

La información digital.

Pero entonces, ¿qué son el Big Data y el Little Data? Primero hablemos del data en general, es decir, la información que circula, dentro y fuera, del mundo digital. Todos estos datos pueden ser obtenidos de diversas fuentes, para después, ser analizados.

Cuando una infinidad de información es examinada, se le llama Big Data, y ésta sirve para predecir los diferentes patrones de los consumidores con el fin de ofrecer servicios más personalizados. Desde social media y navegadores Web, hasta tiendas online y sensores, las compañías son capaces de analizar millares de transacciones y operaciones, para así comprender mejor a sus clientes.

large-895567_1920

Por otro lado, tenemos al Little Data. A diferencia del Big Data, los “datos pequeños” nos permiten obtener información sobre nosotros mismos. Esto va desde qué hacemos, qué compramos y hasta a dónde y con quién vamos. Gracias a las tecnologías móviles, sociales, digitales y de innovación, obtener una perspectiva de nuestros propios comportamientos se ha tornado una realidad.

El Little Data en acción.

Con el Little Data, somos capaces de medir y estudiar todo lo que ocurre en nuestras vidas. ¿Pero cómo? Pues bien, te pongo un ejemplo. Imagina que estás tratando de perder el peso extra que subiste en las fiestas navideñas. Has decidido bajar una app que mida las calorías que consumes en cada comida y, para complementar la dieta, tu teléfono móvil mide cuántos kilómetros corres cada mañana. Al analizar todos estos minúsculos datos, eres capaz de optimizar cada aspecto de tus comportamientos y, como resultado, bajar de peso.

Las diferencias.

Como habrás visto, el Big Data y el Little Data son muy diferentes. A continuación, te describo los aspectos en los que difieren:

  • Visibilidad: El Big Data no es algo que, como individuos, podamos ver, mientras que el Little Data nos ayuda a ver y entender nuestros patrones de comportamiento.
  • Enfoque: El enfoque del Big Data es ayudar a una empresa a avanzar en sus metas organizacionales. Por otra parte, el Little Data se enfoca en ayudar a los individuos a lograr sus metas personales.

navigation-1048294_1920

  • Control: El Big Data es controlado por las compañías, sin embargo, el Little Data es dirigido por los individuos y, son ellos, quienes otorgan a las empresas el permiso para acceder a esta información.

Calidad sobre cantidad.

Al final del día, no importa si una compañía se enfoca en el Big Data o el Little Data, sino en los datos relevantes. ¿De qué sirve analizar millones de información si no es eficiente? Por ello, no se trata de más, sino de mejor calidad.

Por otra parte, es importante considerar el contexto de una compañía. Para una empresa de gran tamaño, quizá es más importante obtener y analizar grandes cantidades de información y, por ende, el Big Data resulta efectivo. Por el contrario, una startup o pequeña empresa, probablemente logre mejores resultados por medio del Little Data, ya que los datos segmentados podrían ayudarle a obtener un panorama más claro de su audiencia que, a su vez, le ayude a generar relaciones efectivas.

En Netcommerce contamos con más de 17 años de experiencia generando sitios Web vanguardistas, además de ofrecer estrategias y herramientas digitales específicamente diseñadas para cubrir las necesidades de cada cliente. Contáctanos ahora para brindarte nuestro servicio de asesoría gratuita, y hacer de tu propio sitio Web algo único y atractivo para tu mercado meta.

Contáctanos

Categorías: Web Marketing

Tags:

Comparte este artículo:

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Escrito por: Sofía Pimentel